HISTORIA DEL COLEGIO

El Colegio Hermanas Misioneras de la Consolata fue fundado el 6 de marzo de 1950 por la Hermana Ricarda Gallo, de origen italiano, quien en sus inicios brindó educación a niños y niñas de escasos recursos del barrio El Vergel, pero que posteriormente se convirtió en colegio femenino.

Hoy es una institución de reconocida trayectoria porque se brinda educación integral de calidad a estudiantes de diferentes sectores de la ciudad; formándolos en valores y fomentando en ellos el espíritu misionero, carisma propio de la Congregación de las Misioneras de la Consolata.

Hasta el momento ha graduado 46 promociones dentro de las cuales se destacan una gran cantidad de profesionales que sirven al país en diferentes entidades estatales y privadas, así como otras que se desempeñan con éxito fuera de Colombia destacándose y haciendo quedar muy en alto el nombre de nuestro colegio. 

En las pruebas SABER 11, la institución se encuentra ubicada en el nivel Muy Superior, gracias a las metas que el colegio se ha colocado tanto en desempeño académico como en promoción de sus estudiantes: “ningún estudiante del Colegio Hermanas Misioneras de la Consolata debe reprobar el año y su desempeño académico debe ser Superior en todas las áreas”. Estás metas se han conseguido gracias al trabajo en equipo de directivas, docentes y padres de familia, al Plan Estratégico de Mejoramiento Académico y a los convenios inter institucionales en donde se destaca la formación en inglés con el apoyo del Departamento de Lenguas de la Universidad Santo Tomás de Bogotá.

La excelencia académica está apoyada en una sólida formación en valores que se manifiesta en un ambiente escolar en donde prevalece la sana convivencia en un clima de fraternidad familiar, tal y como lo concibió el Beato José Allamano.

A partir de este año 2012 se inició un nuevo proceso en la institución con la formación de niñas y niños en un modelo coeducativo, con el cual se partió en dos la historia del colegio tradicionalmente femenino que, a diferencia del colegio mixto, solo admite la vinculación de estudiantes hombres en los grados transición, primero y segundo, con el fin de formarlos dentro de los valores que hasta el momento han caracterizado a la institución en un proceso integral de formación.